Contacta con nosotros en +34 963 694 579 | +34 607 645 763 | info@imeison.es

Los pavimentos de pvc y caucho puede mejorar la seguridad de los centros de salud.

Los pavimentos de pvc y caucho puede mejorar la seguridad de los centros de salud.

Aunque no es una elección obvia como material de suelo desde la perspectiva estética o de tendencia de moda, el pvc y el caucho poseen ventajas significativas cuando prima la resistencia y la higiene de los ambientes interiores de los centros sanitarios.

Esto es de especial relevancia para las modernas instalaciones sanitarias, donde la estética debe ocupar una posición secundaria a la prioridad funcional de una buena higiene en un ambiente cargado de patógenos.

Una de las principales ventajas del pvc y el caucho como materiales de suelo es su mayor resistencia a los microorganismos y su capacidad para bloquear la propagación de patógenos bacterianos, un factor que es de importancia crítica en entornos tales como centros médicos u hospitales.

El pvc y el caucho son materiales no poroso que poseen propiedades innatas bacteriostáticas y fungistáticas. Esto significa que es difícil que los microbios peligrosos u hongos microscópicos se acumulen en la superficie de los materiales del pavimento, e incluso una vez que han tomado contacto con el suelo es difícil que proliferen.

Además de su capacidad para ayudar a inhibir la proliferación de patógenos dañinos, la naturaleza no porosa de estos materiales hace que sea mucho más fácil de mantener en un estado limpio e higiénico que otros materiales para suelos ampliamente empleados.

Debido a que no son porosos, el pvc y el caucho poseen mayor resistencia a la suciedad y a los productos químicos, que pueden entrar más fácilmente o se aferran a los materiales de carácter más suave y delicado.

La naturaleza flexible de los suelos de pvc y caucho a menudo significa que no requieren sellado o acabado, y se pueden mantener en un estado de higiene efectiva utilizando poco más que agua jabonosa. Esta es una ventaja importante en comparación con otros tipos de suelos que requieren productos químicos de gran potencia para una limpieza eficaz.

La facilidad con que los pavimentos de pvc y caucho se prestan a la limpieza es de particular interés y beneficio para los proveedores de servicios de salud, ya que significa que pueden ahorrar dinero en costosos productos de limpieza especializada. También les libera de la necesidad de cerrar importantes extensiones de sus instalaciones durante las operaciones de limpieza.

Otras ventajas de costes se consigue debido a la relativa fortaleza y la resistencia de los materiales de pvc y caucho. Mientras que dichos suelos presentan mayores costes iniciales que las alternativas populares, tales como linóleo o vinilo, varios estudios indican que sus costes globales en el ciclo de vida del producto, tienden a ser menores debido a su carácter más resistente.

Un estudio realizado en 2003 por diversos institutos independientes, encontró que el pvc y el caucho incurre en menores costes de mantenimiento anual, y durante un ciclo de vida de 20 años es más barato que el vinilo, linóleo, y la moqueta.

Además de mejorar la higiene y la resistencia, los pavimentos de pvc y caucho poseen otras ventajas funcionales para las instalaciones sanitarias, incluyendo el aislamiento del ruido y una mejor ergonomía.

Los pavimentos de pvc y caucho poseen fuertes propiedades de aislamiento acústico que absorben el sonido. Esto puede ayudar a atenuar la contaminación acústica creada en los centros de salud por el tráfico frecuente a través de pasarelas, el de tránsito del personal y la deambulación del paciente o el transporte de camillas con ruedas o camas.

Para instalaciones diseñadas para la convalecencia de los pacientes médicos, la contención de la contaminación acústica es de vital importancia, ya que sirve para reducir los niveles de estrés y ayudar a crear un ambiente más tranquilo propicio para el bienestar mental y físico.

La ergonomía del pavimento también se mejora mediante el uso de materiales de pvc y caucho, cuya resistente estructura reduce el estrés físico causado por la deambulación y el exceso de presión en los pies, las piernas y la espalda de los miembros del personal o de los pacientes.

Esto es especialmente importante en los centros de salud, donde el personal médico trabajan largos turnos e involucran unas distancias acumuladas a pie de hasta ocho kilómetros.

No todos los pavimentos de pvc y caucho son aptos para su uso en instalaciones sanitarias, sin embargo, y tal como ocurre con todos los materiales de construcción, están sujetos a variaciones considerables en términos de calidad y propiedades funcionales.

Los compradores deben ser conscientes del nivel de tracción antideslizante de los pavimentos de pvc y caucho, ya que las superficies resbaladizas pueden contribuir a caídas particularmente peligrosas para los visitantes potencialmente frágiles de un centro sanitario.

La solución más sencilla para este problema es simplemente utilizar un suelo de pvc o caucho con textura, cuya certificación vaya mucho más allá de las normas vigentes relativas a la resbaladicidad o resistencia al deslizamiento de la superficie DB SUA/1 del CTE.